3/11/15

EL AUSENTE

Un señor con levita que se parece a Pushkin está viviendo conmigo. Apareció de repente. Me di la vuelta en la cama y ahí estaba, a mi lado, mirándome con ojos rendidos. Hacía mucho que nadie me miraba así…
Aunque me costó un poco acostumbrarme, ahora soy feliz contándole  mis cosas y compartiendo con él ese silencio suyo lleno de melancolía.

Hace unos días mis hijos me vieron con la navaja de su padre y están diciendo que ya no estoy para vivir sola.


No sé cómo explicarles que yo lo único que quiero, es arreglarle un poco las patillas.





©SandraSánchez(Pulgacroft)

Microrrelato para la semana 6 del concurso Relatos En Cadena (REC) de la Cadena Ser. Máximo 100 palabras sin contar la frase de inicio obligatoria  "Un señor con levita que se parece a Pushkin"


8 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho. La naturalidad con la que se introduce lo absurdo de esa aparición y esa preocupación de los hijos, lógica por el desconocimiento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Yolanda. Pues entonces parece que he conseguido mi propósito que era precisamente el que algo tan surrealista quedara integrado de forma natural en el relato. Es que esta vez lo del señor con levita me llevaba a terrenos irreales.
      Muchas gracias por tu comentario y saludos!!
      Sandra.

      Eliminar
  2. jijijiji....¡las patillas!, pues me ha gustado ese toque de humor en el drama que supone la pérdida de la realidad consciente. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y cómo estás tan segura que es una pérdida de realidad Laura jeje?
      Gracias por comentar! otro besazo de vuelta para ti!
      Sandra.

      Eliminar
  3. Logra dar miedo este microrrelato. Me recordó a la vecina de un pariente que vivía sola en una casa sin electricidad y bajo la sombra de un sauce gigante. A veces, por las noches, se le escuchaba discutir con alguien. No sé que me aterraba más: el hecho de que la mujer pudiese inventarse seres en su cabeza con los cuales interactuar o que, en una de esas, se escuchase una voz que le responda.

    Buen blog!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Julio David, bienvenido a mi blog, me alegra que te guste.
      Pues el relato, la verdad es que no lo escribí con la intención de que fuera de miedo, lo veo mas surrealista que de terror, pero bueno supongo que cada uno lee en los textos aquello que su subconsciente o inconsciente quiere ver, y algo que a mí no me da miedo sí que se lo puede producir a otra persona, etc...
      Pues muchas gracias por pasarte por aquí y dejar tu comentario Julio David.
      Saludos!
      Sandra.

      Eliminar
  4. Qué bueno, Sandra, Me ha encantado el cambio de tuerca del final. Yo creo que los miucrorrelatos son perfectos artilugios verbales que funcionan por intuición. Has acertado de pleno. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Microrrelato es otro de los géneros que más me gustan. Me fascina cómo un texto tan conciso puede contener tanta historia (si el micro es bueno, claro).
      Ya ves que lo breve me encanta: microrrelatos, aforismos... Ya lo dice el refrán: "Lo bueno si breve dos veces bueno" (aunque a veces nos quedemos con ganas de más).
      Muchas por pasarte por aquí José Luis.
      Un abrazo,
      Sandra.

      Eliminar

comentario.
(Del lat. commentarĭum).
1. m. Explicación de un texto para su mejor intelección.
2. m. Juicio, parecer, mención o consideración que se hace, oralmente o por escrito, acerca de alguien o algo.
3. m. murmuración.

GRACIAS por explicar, enjuiciar, mencionar, considerar o murmurar ;)

AVISO IMPORTANTE

Al haber cambiado la dirección de este blog, la nueva URL que se debe añadir para que se actualice correctamente si se quiere tener enlazado en un blogroll (la lista de blogs del lateral que solemos leer) es la siguiente (debe copiarse tal cual):

http://letricidiospremeditados.blogspot.com/feeds/posts/default?alt=rss