25 de febrero de 2011

UN MUNDO FELIZ de Aldous Huxley

Es uno de los libros que más me han hecho pensar.

La novela nos describe una sociedad futura en la que todo está perfectamente controlado y condionado para que los humanos sean felices.
Los niños nacen en probetas (las palabras "madre" y "padre" resultan obscenas) y son acondionados para pertener a una de las 5 clases de personas:desde la más inteligente a la más estúpida: los Alpha (la elite), los Betas (los ejecutantes), los Gammas (los empleados subalternos), los Deltas y los Epsilones (destinados a trabajos arduos).
El quiz de la cuestión está en que TODOS son felices con los trabajos que desarrollan. Con eso tienen bastante. Si alguien tiene otras inquietudes (los menos) se le destina a una isla o colonia con otras personas de similares inquietudes con que alcanzan igualmente la felicidad.
Lo que parece un mundo perfecto y democrático es en realidad una sutil dictadura donde sus miembros son esclavos sin percatarse de ello. Para los momentos "duros" toman una droga (Soma) que les hace olvidarse de los problemas y les devuelve a una felicidad artificial.
Los libros anteriores a Ford (inventor y creador de este tipo de sociedad) están prohibidos...¿por qué?, pues porque fomentan la inestabalidad y este mundo feliz se basa precisamente en eso, en la estabilidad. Los libros hablan de emociones, de sentimientos, de deseo...cosas que hacen que un individuo se sienta inestable.

Ahora bien, todo esto que a priori puede resultar espeluznante e incluso nazi a mí me ha dado mucho que pensar...Aunque hay aspectos de esa sociedad que me repelen (echaría muchísimimo de menos los libros anteriores a Ford jeje...), la verdad es que hay otras muchas cosas que me atraen de ella, por eso me ha dejado tan pensativa y en duda...¿de verdad creemos que hoy en día no somos esclavos igualmente?,¿no nos manipulan y nos crean deseos que nos hacen a la larga infelices?...¿no estamos nosotros también condionados desde que nacemos a un mundo de consumismo atroz y a desear ser o tener lo que no somos o no tenemos?...

Los habitantes de este Mundo Feliz no necesitan biblia ni dios sencillamente porque desde que nacen se les acondiciona a no temer a la muerte, a sentirla como un acto natural más y por tanto no les produce angustia alguna. Viven en una juventud constante hasta su muerte. (¿Se puede imaginar felicidad mayor?)...

Podríamos analizar el libro detenidamente y ocupar páginas y páginas pero tampoco es mi intención extenderme demasiado. Los 4 personajes principales del libro representan perfectamente distintos modos de pensar y de ainteractuar en este tipo de sociedad. Todo ello daría perfectamente para un ensayo que seguramente ya estará hecho.

Mis duda son las siguientes: ¿merece la pena vivir con la supuesta libertad que tenemos (y digo supuesta porque también nosotros somos esclavos de esta sociedad) y conocer si acaso sólo  a ratos la felicidad o lo que entedemos por tal o es mejor esa felicidad que nos muestra Aldoux haxley?¿ esa felicidad casi infantil, duradera y estable en la que no existen deseos que perturben nuestro YO más íntimo y esencial? 
La verdad es que recomiendo la lectura de "Un mundo feliz", a mí me ha hecho mirar al mundo en que vivimos de otra manera o por lo menos me ha hecho plantearme más cosas que muchas clases de filosofía.
Dejo alguno de los párrafos que me han resultado muy interesantes:

"Familia, monogamia, romanticismo. Exclusivismo en todo, en todo una concentración del interés ...
-cuando lo cierto  es que todo el mundo pertenece a todo el mundo..."

"Libertad para ser ineficiente y desgraciado; libertad para ser una clavija redonda  en un agujero cuadrado"

"La gente es feliz; tiene lo que desea y nunca desea lo que no puede obtener. Está a agusto a salvo; nunca está enferma; no teme la muerte; ignora la vejez y la pasión; no hay padrs ni madres que estorben; no hay esposas ni hijos ni amores  excesivamente fuertes. Nuestros hombres están condionados de forma que apenas pueden obrar de otro modo que como deben obrar. Y si algo marcha mal, siempre queda el soma.
-A mí todo esto me parece horrendo.
-Claro que lo es. La felicidad real siempre aparece escuálida por comparación con las compensaciones que ofrece la desdicha. Y naturalmente, la estabilidad no es, ni con mucho, tan espectacular como la inestabilidad. Estar satisfecho de todo no posee el encanto que supone mantener una lucha justa contra la infelicidad....la felicidad nunca tiene grandeza"

En fin...podría copiar muchos párrafos más pero creo que es mucho mejor que quien no haya leído el libro lo haga. Es toda una experiencia.

Otro libro que me impactó en su momento, mucho menos conocido fue "Bajo la piel" de Michel Faber. No conozco a nadie que lo haya leído y no he podido cometar sobre él...una pena.



23 de febrero de 2011

BALADA TRISTE DE TROMPETA


                                            


No le llega a "La comunidad" o "Al día de la bestia" ni a la suela de los zapatos.
No es una comedia aunque tiene ciertos momentos cómicos, de ese humor negro que caracteriza a Alex de la Iglesia.
Creo que hay un momento en la historia (no sé exactamente dónde) en que la película pierde el interés para convertirse en un esperpento de sí misma.
No es que me sobre su excesiva violencia, ya me la esperaba conociendo a Alex, pero me falta más humor, creo que se queda a medias y no acaba de ser lo que se espera de ella. Demasiado esperpento para tan poca esencia.
Un comienzo de película estupendo con la historia de la guerra civil que va perdiendo fuelle a medida que trancurre la historia en los años 70, al igual que pierde fuelle el personaje interpretado por Antonio de la Torre (por cierto muy bueno).
Creo que es una película de momentos, una pena que luego en general se quede coja.
Es cierto que en toda la película se respira ese aire español tan nuestro en nuestro cine, esas escenas algo locas y ese toque tragicómico que nos caracteriza. Por ahí, bien pero creo que luego en el empeño de llevar la historia al límite...se pasa de rosca y Alex de la Iglesia no sabe cómo hacernos llegar una historia que podría dar más de sí. (Creo que la historia hubiera ganado mucho si la hubiera hecho toda ambientada en la guerra civil).

Película no apta para personas a las que no les haya gustado el Alex de la Iglesia de "El día de la bestia". Sus fans probablemente le perdonen todo.

Un 5 Alex, porque reconozco que en el fondo me atrae el rollo gore que tienes.


Spoiler:


A destacar: 
-Los títulos de crédito (me encantaron), poco convencionales y resumen de nuestra España política y social desde la guerra civil hasta los años 70.
-El comienzo de la historia en la guerra civil con Santiago Segura cargándose fachas.
-El corto papel de Terele Pávez (ella misma, como siempre).
-El momento de la cacería en el que aparece Franco.
-La recreación del momento en que Carrero Blanco sube al cielo en "DogeDar" y el payaso les pregunta al comando del la ETA: "¿Y vosotros de qué circo sois...?"
-Antonio de la torre cuando después de ser tiroteado a fuerza de metralleta por el payaso triste dice "Vaya tela, vaya tela...": GENIAL!
-Y por supuesto, maquillaje, fotografía y ambientación.













20 de febrero de 2011

CISNE NEGRO O LA LOCURA PERFECTA




Darren Aronofsky logró impactarme (y mucho) con "Réquiem por un sueño", con "Cisne negro" lo ha logrado también.
La película es poco convencional por eso supongo que mucha gente saldrá decepcionada del cine, no es mi caso.
"Cisne negro" se adentra en el mundo de las obsesiones, de la propia locura a la que se puede llegar por conseguir la perfección aunque el propio personaje de Vincent Cassel ya avisa en la película que la perfección no existe. 
Hay películas que olvidas fácilmente, incluso minutos después de verla, de las que un tiempo después no te acuerdas ni siquiera de haberlas visto pero con "Cisne negro" supongo que me pasará lo mismo que con "Réquiem por un sueño", permanecerá en mi retina. 
La película es inquietante, sobrecogedora por momentos y con un ritmo in crescendo que te hiela al final. Empieza suave, blanca, como el cisne blanco, tranquila, pero a medida que va transcurriendo la película nos vamos adentrando en la mente un tanto paranoide de la protagonista, en entonces cuando llega el cisne negro...el film logra su máxima atracción, realidad y no realidad se mezclan, se unen para conseguir el final adecuado, el único posible.
No soy muy amiga de las escenas con cámara al hombro, me resultan un poco mareantes, pero en esta ocasión se hacen casi imprescindibles para que el espectador experimente el desasosiego de la protagonista. Abundantes primeros planos que "te quitan espacio" consiguen crear incomodidad e inquietud.
Asistimos a la obra de "El lago de los cisnes", por dentro y también por fuera, realidad y ficción, perfección e imperfección, locura y cordura unidas en su protagonista.
Natalie Portam perfecta, sí. Existe la perfección. 
Hoy me he levantado y sigo con la película en mi cabeza...por algo será.
Un 8,5.





17 de febrero de 2011

CINEFILIA




Y se que eres
uno de los nuestros, se que hay un lugar en el sol donde no existe el frío ni la tristeza, donde no da vértigo asomarse y mirarnos a los ojos…de frente.
Siento que están pasando los mejores años de nuestras vidas entre sonrisas y lágrimas, pero todavía creo que lo que el viento se llevó no fue más que malos recuerdos y tristezas, que las raíces profundas de nuestras almas siguen intactas.
Que aunque la ley del silencio se imponga entre nosotros y el mundo, seguimos siendo dos hombres y un destino común.
Embarquémonos en un Titanic que no se hunda, conservo grandes esperanzas, seré el exorcista de tus malos sueños.
¡Vamos, atrévete! Mira por la ventana indiscreta, no temas, no llores, seamos dos extraños en un tren que huye!, aún podemos tener esas vacaciones en Roma…si tú quieres…
Subamos esos 39 escalones que nos separan de la realidad, seamos los intocables, si tú vienes…¡mejor imposible!
Somos los elegidos para la gloria y no te das ni cuenta…prefieres seguir arrastrándote entre cumbres borrascosas...
Sólo quiero pasear descalzos por el parque sintiendo el esplendor en la hierba, dar la vuelta al mundo en 80 días sólo contigo, ser un mago de Oz que todo lo puede.
No me dejes solo ante el peligro, con la muerte en los talones acechando, observando…esperando llevarnos de aquí a la eternidad
No te quedes atrapado en el tiempo, dudando entre ser o no ser, lucha! Sé un gladiador en estos tiempos modernos!
Sólo quiero que te des cuenta de ¡ qué bello es vivir ¡
Y recuerda que siempre, SIEMPRE….NOS QUEDARÁ PARIS.


By Pulgacroft.
Foto: "Cine en 3D" autor: Weegee. EEUU 1943




15 de febrero de 2011

DISCURSO DE ALEX DE LA IGLESIA EN LOS GOYA

Reproduzco íntegro el discurso de Alex de la Iglesia en la noche de los Goya porque fue de lo que más me gustó de la gala y además creo que merece la pena leerlo.
Las cosas se pueden decir más altas pero no más claras.
Como internauta y como ciudadana suscribo todo lo que ha dicho y de paso: ¡¡ zas !! en toda la bocona de la Sinde!!!....


"Buenas noches. El día de hoy ha llegado porque hace 25 años, doce profesionales de nuestro cine, en medio de una crisis tan grave como la nuestra, caminaron JUNTOS a pesar de sus diferencias. Quiero empezar este discurso felicitando a los fundadores de la Academia.

No sólo ellos, sino todos los que me han precedido en esta institución, vicepresidentes, miembros de las juntas directivas y el conjunto de los académicos, nos han traído esta noche aquí, al Teatro Real, para celebrar el 25º aniversario de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas y la existencia misma de los premios Goya. A todos, muchísimas gracias.
PUEDE PARECER que llegamos a este día separados, con puntos de vista diferentes en temas fundamentales. Es el resultado de la lucha de cada uno por sus convicciones. Y NADA MÁS. Porque en realidad, todos estamos en lo mismo, que es la defensa del cine. Quiero por ello felicitar y agradecer a todos los que estáis aquí, por caminar juntos en la diferencia, y hasta en la divergencia.
Hacemos mucho ruido, pero es que esta vez, hay muchas nueces. El choque de posturas es siempre aparatoso y tras él surge una nube de humo que impide ver con claridad. Pero la discusión no es en vano, no es frívola y no es precipitada.
No podemos olvidar lo más importante, el meollo del asunto. Somos parte de un Todo y no somos NADIE sin ese Todo. Una película no es película hasta que alguien se sienta delante y la ve. La esencia del cine se define por dos conceptos: una pantalla, y una gente que la disfruta. Sin público esto no tiene sentido. No podemos olvidar eso JAMÁS.
Dicen que he provocado una crisis. Crisis, en griego, significa "cambio". Y el cambio es ACCION. Estamos en un punto de no retorno y es el momento de actuar. No hay marcha atrás. De las decisiones que se tomen ahora dependerá todo. Nada de lo que valía antes, vale ya. Las reglas del juego han cambiado.
Hace 25 años, quienes se dedicaban a nuestro oficio jamás hubieran imaginado que algo llamado INTERNET revolucionaría el mercado del cine de esta forma y que el que se vieran o no nuestras películas no iba a ser sólo cuestión de llevar al público a las salas.
Intenet no es el futuro, como algunos creen. Internet es el presente. Internet es la manera de comunicarse, de compartir información, entretenimiento y cultura que utilizan cientos de millones de personas. Internet es parte de nuestras vidas y la nueva ventana que nos abre la mente al mundo. A los internautas no les gusta que les llamen así. Ellos son CIUDADANOS, son sencillamente gente, son nuestro PUBLICO.
Ese público que hemos perdido, no va al cine porque está delante de una pantalla de ordenador. Quiero decir claramente que NO TENEMOS MIEDO a internet, porque internet es, precisamente, la SALVACION de nuestro cine.
Sólo ganaremos al futuro SI SOMOS NOSOTROS LOS QUE CAMBIAMOS, los que innovamos, adelantándonos con propuestas imaginativas, creativas, aportando un NUEVO MODELO DE MERCADO que tenga en cuenta a TODOS los implicados: Autores, productores, distribuidores, exhibidores, páginas web, servidores, y usuarios. Se necesita una crisis, un cambio, para poder avanzar hacia un nueva manera de entender el negocio del cine.
Tenemos que pensar en nuestros derechos, por supuesto, pero no olvidar NUNCA nuestras OBLIGACIONES. Tenemos una RESPONSABILIDAD MORAL para con el público. No se nos puede olvidar algo esencial: hacemos cine porque los ciudadanos NOS PERMITEN hacerlo, y les debemos respeto, y agradecimiento.
Las películas de las que hablamos esta noche son la prueba de que en este país nos dejamos la piel trabajando. Sin embargo, el mismo esfuerzo o mayor hicieron tantas otras películas que NO HAN LLEGADO a los sobres de las candidaturas. Ellos tambien se merecen estar aqui, porque han trabajado igual de duro que nosotros.
Quiero despedirme en mi última gala como presidente, recordando a todos los candidatos a los Goya TAN SÓLO una cosa: qué más da ganar o perder si podemos hacer cine, TRABAJAR en lo que más nos gusta. No hay nada mejor que sentirse LIBRE creando, y compartir esa alegría con los demás. Somos cineastas, contamos historias, creamos mundos para que el espectador viva en ellos. Somos más de 30.000 personas que tienen la inmensa suerte de vivir fabricando sueños. Tenemos que estar a la altura del PRIVILEGIO que la sociedad nos ofrece.
Yo creo, con toda humildad, que si queremos que nos respeten, hay que respetar primero.
Y Por último, me gustaría contarle algo al próximo Presidente de la academia, que ya me cae bien, sea quien sea: estos han sido los dos años más felices de mi vida. He conocido gente maravillosa de todos los sectores de la industria. He visto los problemas desde puntos de vista NUEVOS para mí, lo que me ha enriquecido y me ha hecho mejor de lo que era. He comprobado que trabajar para los demás es una experiencia extraordinaria por muy duro que resulte en un principio, y sobre todo: han pasado 25 años MUY BUENOS, pero nos quedan muchos más, y seguro que serán MEJORES.
Buenas noches.
En este texto se han respetado las mayúsculas enfatizadoras del discurso."
Fuente: www.elpais.com


9 de febrero de 2011

METROPOLIS de Fritz Lang (1927)


Metrópolis supongo que es de esas películas que o la amas o la odias. De esas películas (como tantas otras cosas en la vida) de las que no puedes hablar mal porque entonces pecas de inculto y más siendo Patrimonio de la Humanidad.
A ver, a mí me han pasado cosas con esta cinta. Tenía mucho interés en verla porque me gusta el cine y considero que hay que conocer una obra de la envergadura de Metrópolis.
El apartado técnico es innegable y sorprendente. Hay que verla teniendo en cuenta q estamos hablando de 1927, cine mudo.  Es por tanto, ahí, desde mi punto de vista, donde se encuentra la maestría de la película, es indudable que escenas como la destrucción de la máquina central al principio, o la visión de esa ciudad futurista imaginada desde los años 20 del siglo pasado, escenas como la inundación de la ciudad o escenas de tintes épicos como la construcción de la torre de Babel, son magistrales aún hoy.
Pensaba encontrarme con una película de ciencia ficción, futurista, pero al verla me ha sorprendido que en realidad el toque futurista casi era lo de menos en la obra y que lo que Fritz Lang iba contando no era sino una historia simple adornada por un maremágnum híbrido entre la edad media y el futuro. En Metrópolis se mezclan alquimias, piras a brujas, catacumbas, catedrales, menciones al Antiguo y al Nuevo Testamento, estados totalitarios, proletariados en rebelión y un robot humanoide brazo ejecutor de la maldad de una sola persona.



Creo que a Fritz Lang se le quedó grande la idea, no es que no me haya gustado, me ha entretenido, cosa que no puedo decir de muchas películas actuales y sin embargo ésta de dos horas de duración y muda ha conseguido. Tampoco digo que sea mala, no podría tampoco decir eso porque no lo pienso ni mucho menos, reconozco en ella una gran superproducción de la época pero el mensaje de la película es lo que más me ha decepcionado.

No se puede tener como Leiv Motiv : “El mediador entre la mano y el cerebro ha de ser el corazón", es decir, el amor debe ser el punto de encuentro y entendimiento entre opresor y oprimido para terminar la cinta dando a entender que el único malo era el inventor del robot (una visión un tanto infantiloide para mi gusto) y que a partir de ese momento en el que acaban con él todo iba a seguir igual, o sea en lugar de conseguir una solución justa e igualitaria, se limitan a decirnos que mientras el opresor (en su superficie acomodada) es consciente de la injusticia de la clase obrera alienada y resignada en su ciudad subterránea, el amor estará presente para nada, para que todo siga igual. Algo me falla en ese mensaje…



He ahí mi dilema: no me ha gustado el mensaje, clasista y relegador del papel de  la mujer a un segundo plano, (véase la aparición de las mujeres obreras muy al final, ya en la hecatombe y el paso a un plano inferior de María que tiene que dejar su rol de mediadora (el corazón) a Freder entre la mano (el obrero patrón) y el cerebro (el padre de Freder y dueño de la ciudad-estado). Aún así la película me ha entretenido. Me ha encantado la parte técnica e incluso he sabido apreciar el  uso de cantidad de simbolismo abarcando muchas partes de la Historia de la Humanidad (quizás demasiadas) y me ha gustado la música. Destaco sobretodo la actuación de la actriz protagonista (Briggite Helm) que  me ha encantado en sus dos papeles: el de la cándida María y la maléfica robot-humanoide.
Reconozco que Metrópolis tiene algo hipnótico que me ha mantenido pendiente hasta el final, que me atraen ciertas imágenes y secuencias de la película, que es de esos iconos que permanecerá en mi subconsciente quiera o no y que entonces… quizás mi subconsciente entienda más de cine que yo misma.









6 de febrero de 2011

LA AVERIA de Friedrich Durenmatt

Ayer fuimos al Teatro Palacio Valdés de Avilés, la obra: La Avería, basada en el cuento "El desperfecto" de Friedrich Dürenmatt.
La Avería trata sobre la culpa y la ambición. 5 ancianos pasan la velada en casa de uno de ellos y un joven ejecutivo que tiene una avería en su coche es invitado a quedarse en esa casa a pasar la noche. Los 5 ancianos proponen al joven el curioso juego de ejercer de culpable en un juicio que ellos mismo llevarán a cabo volviendo por esas horas a las profesiones que ejercían de jóvenes: juez (Daniel Grao), fiscal (Asier Etxeandía, abogado (José Luis Torrijos) y verdugo (Fernando Soto). La cena es servida por una peculiar “ama de llaves” (Emma Suárez).
La obra la dirige Blanca Portillo y la adaptación de la obra corre a cargo de Fernando Sansegundo.
Una excelente escenografía y una música que se adapta perfectamente a la obra hacen de “La Avería “una propuesta interesantísima que profundiza en aspectos del alma humana tan importantes como la ambición, la culpa y el deseo de volver a sentirse joven e útil en una sociedad que relega a las personas mayores a un segundo plano y  donde “el todo vale” para conseguir los objetivos en la vida están a la orden del día.
Esta obra nos presenta ante los ojos esa “avería”, ese momento clave en que todos nos encontramos alguna vez en la vida, en que nos damos cuenta de que el camino que estamos siguiendo no es el correcto o los actos cometidos tienen consecuencias no deseadas. Es entonces cuando tenemos dos opciones: aprender de los errores y seguir adelante o que nuestro sentido de culpa sea tan grande que nos lleve a experimentar nuestro propio castigo autoimpuesto.
“La avería” es una obra con tintes góticos y surrealistas. Con dosis justas de humor y novela negra. Mordaz, inquietante, claustrofóbica a ratos, bien resuelta y mejor interpretada.

Mi propia lectura de la obra podría ser ésta: el joven Traps, se enfrenta a su propia conciencia, representada por los 5 ancianos, en un sueño de una noche amarga y crucial en el que Mademoiselle Simone pone los toques oníricos y surrealistas con unos encantos culinarios ante los que allí presentes no tienen más remedio que sucumbir. Gana la conciencia, se abre paso a la Justicia (que no siempre va de la mano de lo que es legal o no) y finalmente Traps se auto impone un castigo merecido e irrevocable.

Destaco también la labor de caracterización, los actores se presentan como ancianos bajo un maquillaje impecable y sobretodo de dirección por parte de Blanca Portillo.

El 10 de este mes se representará en el Teatro Jovellanos de Gijón. La recomiendo, sin duda.






2 de febrero de 2011

EL GUARDIAN ENTRE EL CENTENO

Hace ahora un año del fallecimiento de J.D. Salinger, autor de “El guardián entre en centeno”, que he  leído recientemente.
Parte de la fama que tiene viene por ser la lectura en la que Chapman (el autor del asesinato de Jonh Lennon) basó la explicación de su acto.
Pero a parte de leyendas negras sobre la obra, la novela está considerada como una de las grandes obras de la literatura estadounidense.
Por lo que he leído sobre el libro veo que al igual que es obra de culto para muchos, también muchos lectores la consideran como una novela sobrevalorada.
“El guardián entre el centeno” trata de las peripecias de Holden Caulfiel, un niñato rebelde y arisco a quien expulsan del internado donde estudia.
Con una familia rígida y tradicional Holden se rebela ante el mundo que le rodea.
La novela está escrita en primera persona lo que nos acerca mucho más al personaje. Somos partícipes de todos sus pensamientos y acciones, de su intimidad, de la percepción que del mundo tiene el protagonista.
El lenguaje utilizado por el autor es un lenguaje coloquial, lleno de vulgarismos propios de un adolescente, pero sus pensamientos transcienden muchas veces el “niñaterío”. Holden me ha caído bien, es el típico personaje con coraza contra el mundo, habla de manera sincera, y le molesta todo lo que le parece falso (que suele ser todo lo que le rodea), la hipocresía del mundo adulto, lo establecido por el sistema…podríamos decir que Holden es antisocial aunque no de una manera absoluta ya que con las personas en las que encuentra algo “auténtico”, según su manera de pensar, se relaciona normalmente.
“El guardián entre el centeno” explora la búsqueda  de  la propia identidad, la desilusión por todo, por la vida, por las persona…explora el hastío, la falta de motivaciones…
Holden busca una autenticidad existencial que sólo encuentra en su hermana pequeña, supongo que el autor trata de expresar con ello la nostalgia de la niñez perdida y la inocencia y sinceridad que ella conlleva.

Si bien no lo considero como uno de los mejores libros que he leído, sí que me ha parecido muy interesante, entretenido y de lectura obligada.

Dejo aquí un enlace a un artículo muy interesante sobre J.D. Salinger y su novela:

Si de verdad les interesa lo que voy a contarles, lo primero que querrán saber es dónde nací, cómo fue todo ese rollo de mi infancia, qué hacían mis padres antes de tenerme a mí, y demás puñetas estilo David Copperfield, pero no tengo ganas de contarles nada de eso. Primero porque es una lata, y, segundo, porque a mis padres les daría un ataque si yo me pusiera aquí a hablarles de su vida privada. Para esas cosas son muy especiales, sobre todo mi padre. Son buena gente, no digo que no, pero a quisquillosos no hay quien les gane. Además, no crean que voy a contarles mi autobiografía con pelos y señales. Sólo voy a hablarles de una cosa de locos que me pasó durante las Navidades pasadas, antes de que me quedara tan débil que tuvieran que mandarme aquí a reponerme un poco.


Y si no te importa leer en la pantalla, puedes descargártelo aquí:http://www.scribd.com/doc/29308350/Salinger-J-D-El-guardian-entre-el-centeno





AVISO IMPORTANTE

Al haber cambiado la dirección de este blog, la nueva URL que se debe añadir para que se actualice correctamente si se quiere tener enlazado en un blogroll (la lista de blogs del lateral que solemos leer) es la siguiente (debe copiarse tal cual):

http://letricidiospremeditados.blogspot.com/feeds/posts/default?alt=rss