20/10/14

PRAGMATICO

Esperó hasta dormirse y soñó con otra Navidad en la cual la cena familiar no terminara poniéndolo todo perdido. Siempre le tocaban a él y ya sabía por otros años que al día siguiente habría mucho que limpiar, pero era el único que tenía jardín.
Aunque había tomado la precaución de tapar el sofá, las manchas de sangre no saldrían de aquella alfombra que su tía le había regalado.

Así que mientras llegaba el sueño, se relajó pensando que podía envolver con ella el cuerpo de su cuñado y enterrarlo junto al de su tía.
Al fin y al cabo, nunca le había gustado ninguno de los tres.


-Pulgacroft-

Mi participación de esta semana en el Concurso Relatos en Cadena de la Ser. Máximo 100 palabras, frase obligatoria de comienzo: "Esperó hasta dormirse y soñó con otra Navidad"



12 comentarios:

  1. Sandra, nos hemos ido por lo sangriento. Claro es que Papá Noel con ese color te incita...

    ResponderEliminar
  2. Je, je... ¿Quién no ha querido trinchar a un cuñado en navidad?
    Muy bueno, Pulguita.

    ResponderEliminar
  3. Vaya con la cenas de Navidad que poco saludables resultan a veces. Muy buen relato Pulga.
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
  4. las Navidades nos ponen violentos... la musiquita es intolerable, dan ganas de cargarse un cuñado, una suegra, un sobrinito...

    ResponderEliminar
  5. Pulga me encantan estos relatos truculentos, no le pongo pega para mí hubiera sido un buen finalista por todo lo que deja sin contar, madre mía que escabechina jajaja.
    Abrazoss

    ResponderEliminar
  6. No se´si se publicó te resumo me gustan los relatos truculentos y estas escabechinas. Abrazos

    ResponderEliminar
  7. ¡Jo, Sandra! Nos has dibujado la Navidad perfecta. Con razón lideras las justas (en las que ya estoy fuera, claro).
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. La fantasía de más de uno en una de esas reuniones familiares en las que salen los trapos sucios a relucir. Jejeje. Un abrazo, Pulga.

    ResponderEliminar
  9. En pocos años tu protagonista está cenando solito por Navidad...

    Buen intento Pulga. Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Ah, Pulga, como me gusta el camino que has tomado, tanta navidad, tanta navidad, je je. Y ese "los tres" del final me encanta.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  11. Un relato valiente que abre la ventana y nos deja disfrutar de un soplo de aire fresco para encajar con buen humor esa Navidad que ya viene. Negro pero divertido. Mucha suerte :)

    ResponderEliminar
  12. Siempre podría decir que la sangre era del pavo descabezado, y el cuerpo meterlo al horno debidamente trinchado...
    Puestos a darle un enfoque original... porque es lo que necesitamos.
    Felicidades, Sandra

    ResponderEliminar

comentario.
(Del lat. commentarĭum).
1. m. Explicación de un texto para su mejor intelección.
2. m. Juicio, parecer, mención o consideración que se hace, oralmente o por escrito, acerca de alguien o algo.
3. m. murmuración.

GRACIAS por explicar, enjuiciar, mencionar, considerar o murmurar ;)

AVISO IMPORTANTE

Al haber cambiado la dirección de este blog, la nueva URL que se debe añadir para que se actualice correctamente si se quiere tener enlazado en un blogroll (la lista de blogs del lateral que solemos leer) es la siguiente (debe copiarse tal cual):

http://letricidiospremeditados.blogspot.com/feeds/posts/default?alt=rss