28/6/10

EL ASCENSOR

Elevator_Woman
De pronto el ascensor se paró en el segundo.
Entró y me miró fijamente a los ojos.Las puertas se cerraron y comenzó nuevamente el ascenso. Le dio al noveno sin preguntarme. Yo iba al quinto pero no dije nada.
Sus ojos comenzaron un reto que yo acepté de buen grado.
El duelo no resultó incómodo, muy al contrario sentí una extraña seguridad que nunca antes había tenido. La conexión fue perfecta, mágica, sensual, sexual, cómplice, amigable, embriagadora…
El ascensor llegó a su destino y las puertas se abrieron, pero nadie salió.
Pulsé el botón del quinto e iniciamos el descenso. El reto seguía en pie, sus ojos hipnotizaron los míos y una ligera sonrisa asomó a sus labios, o por lo menos eso me pareció. Yo también sonreí y la complicidad aumentó de grado; también mi calor interno. Ya no éramos dos desconocidos, éramos dos contrincantes en la partida más extraña que jamás había jugado…y que sin duda tenía perdida de antemano.
Cuando el ascensor llegó a mi piso sentí una gran añoranza por aquella eternidad perfecta que no volvería  , a punto estuve de no salir y de pulsar nuevamente el botón en un descenso infinito que no me hubiese importado que fuera hasta el mismo infierno, pero mi razón ganó la pequeña batalla al absurdo y crucé las puertas. Miré hacia atrás y vi como sus labios pronunciaban unas palabras inaudibles. No logré saber qué decían. Bajé corriendo las escaleras pero no llegué a tiempo, el ascensor descansaba vacío en el portal.
Subí a casa y una inmensa rabia inundó mi alma.
Desde entonces, me subo en todos los ascensores con la utópica esperanza de encontrarme nuevamente con aquellos ojos…pero hasta hoy solo he vuelto a tener esa… “extraña sensación de incomodidad” mientras hablo del tiempo con desconocidos…

By Pulgacroft



10 comentarios:

  1. uf, qué morbo, no???? yo...hubiera tenido la misma reacción...pero en mis sueños más íntimos, habría pulsado el botón del infierno...para no parar de descender, y descender!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Orleans, me gusta eso del botón del infierno con descenso interminable jeje
    ;)

    ResponderEliminar
  3. vamos, yo también hubria pulsado el botón del infierno par no volver!!!!!!!!!!!
    besos!

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Orleans, tomé nota y queda adaptada la idea del infierno.
    ;)

    ResponderEliminar
  6. Ays, los ascensoressssss. Qué miedo, descender, y descender, y descender... Yo no conseguiría concentrarme. :-S

    ResponderEliminar
  7. Hola Pulgacroft,yo Daniel, el ascensor hablan y yo no lo escucho ja, ja soy discapacitado me voy un instituto que se llama La casa de sol Naciente y escribo los cuentos y poesía me corrigen ellos le dio mi blog: quienmatoamiperro.blogspot.com poesía madredelanocheblogspot.com yo quiero su opinion

    ResponderEliminar
  8. Hola pulgacroft, yo Daniel me gusto mucho su comentario y me toco mi corazón su palabras le haya le gustado mucho y lo disfrute

    ResponderEliminar

comentario.
(Del lat. commentarĭum).
1. m. Explicación de un texto para su mejor intelección.
2. m. Juicio, parecer, mención o consideración que se hace, oralmente o por escrito, acerca de alguien o algo.
3. m. murmuración.

GRACIAS por explicar, enjuiciar, mencionar, considerar o murmurar ;)

AVISO IMPORTANTE

Al haber cambiado la dirección de este blog, la nueva URL que se debe añadir para que se actualice correctamente si se quiere tener enlazado en un blogroll (la lista de blogs del lateral que solemos leer) es la siguiente (debe copiarse tal cual):

http://letricidiospremeditados.blogspot.com/feeds/posts/default?alt=rss