11/3/08

¿OTRO CAFÉ?


“¿Otro café?”
Ella no contestó; apagada y muda me dejó indeciso sin saber muy bien qué hacer.
Solo ante el abismo de la duda, vacilé unos momentos y al final tuve que echarle el resto. Decidí que sí…un día más.
Cada mañana ella siguió en sus trece, inexpresiva y reservada.
“Estoy un poco harto de tus conversaciones en silencio”- le reproché -
Entonces, triste y parsimonioso, le puse el agua, le puse el café y le di al botón.

Después de pensárselo 4 minutos, sin moverse del lugar en el que se encontraba, me dio un pitido humeante de aprobación.


Texto by Pulgacroft






13 comentarios:

  1. Un experiencia mística! Pero no se le puede pedir más que.. café.

    ResponderEliminar
  2. Y ...seguro que no vas a dedicarte a publicar en folio..un libro por ahi....que desperdicio...es por alagarte de buen gusto....que me agrada tener estas sorpresar y la manera que me pongo a imaginar con estas letras....abrazos simpre....

    piensalo..ehehehe!!!!

    ResponderEliminar
  3. Menos mal...

    Pensaba que ella sólo me ignoraba a mí cuando llegaba al trabajo...

    Uufffff es un alivio... que al él... también...

    Compartiendo... "desgracias"... uno se siento mejor JA, JA

    Un saludito

    ResponderEliminar
  4. Lo peor es cuando además del silencio, te encuentras con que está desenchufada y tú esperando a que salga el café.

    ResponderEliminar
  5. Qué "saboría" mira que pitarle na más... La mía me dice "Su café, gracias" y cuando me doy la vuelta susurra "Vaya culo!!!!" jajajajajaja

    Muy bueno pulgui, con inesperado final...

    ResponderEliminar
  6. Las máquinas de café es lo que tienen: son siesas de por sí. Por no hablar del brebaje con el que te atracan.
    (Izel, jajajjaa, vaya culo...)
    Besotes.

    ResponderEliminar
  7. Pongame otro..por favor antes limpiepe para prepararme para otra carga...gracias...besitos

    ResponderEliminar
  8. Digamos que no debo tener el día para surrealismos. Pierdo los sujetos de las frases y no entiendo el texto.

    ResponderEliminar
  9. Huy, deberías verme discutir con mi microondas. Me pita constantemente y yo le grito por quemarme las patatas.

    Una relación amor-odio frustrante.

    ResponderEliminar
  10. Lo malo no es cuando hablan o callan, sino cuando te escupen el café y te ponen todo perdido.

    Mejor que se esté calladita.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

comentario.
(Del lat. commentarĭum).
1. m. Explicación de un texto para su mejor intelección.
2. m. Juicio, parecer, mención o consideración que se hace, oralmente o por escrito, acerca de alguien o algo.
3. m. murmuración.

GRACIAS por explicar, enjuiciar, mencionar, considerar o murmurar ;)

AVISO IMPORTANTE

Al haber cambiado la dirección de este blog, la nueva URL que se debe añadir para que se actualice correctamente si se quiere tener enlazado en un blogroll (la lista de blogs del lateral que solemos leer) es la siguiente (debe copiarse tal cual):

http://letricidiospremeditados.blogspot.com/feeds/posts/default?alt=rss